La ducha, continuación de The cherry pie


Este cuento es la continuación de cherry pie.

La ducha

Después de que terminaron el juego del pastel, tu cuerpo y el de tu amigo terminaron sudados como pegajosos.
Entonces decidieron bañarse, decidieron que debían tomarse una ducha, en ese instante tomaste a tu amigo de la mano para recorrer tomados de la mano desde la cocina hasta el baño; pero tu amigo decide abrazarte y darte un apasionado beso, donde sus labios se entrelazaban apasionadamente.
Ese beso apasionado te fascino, al sentir la pasión de dicho beso, colocas tus piernas al rededor de las caderas de tu amigo, para que te lleve en brazos al baño mientras se van caminando, así lo besas por el cuello, los oídos, le das chupones en el cuello, muerdes sus orejas y le susurras el delicioso momento vivido en la cocina.
Mientras dices eso, tu amigo te sostiene desde tu culo, y sus dedos juega con tu ano lo cual te excita; llegan al baño, entras a la ducha mientras el te ve sentado desde el WC. Pero le tomas la mano para que te acompañe en la ducha.
Abres el agua caliente de la ducha, te colocas bajo el chorro de la ducha, abrazas a el para empezar el baño, le pides que te enjabone, lo cual el accede, comienza a recorrer tu cuerpo con el jabón, lo hace con suavidad mientras cierras tus ojos recordando todo lo vivido en la cocina.
El mientras te enjabona acaricia cada una de las partes de tu cuerpo, cuando el te toca los senos acariciando tus pezones, sientes las manos de el como lo hace suavemente, el comienza a pellizcarte los pezones suavemente y comienza apretar subiendo la fuerza paulatinamente; tus manos comienzan a recorrer el pecho de tu amigo; tus manos comienzan a hacer círculos en sus pectorales, pero cuando el te aprieta los pezones tus uñas rasguñan el pecho de el.
El jabón cae y los dos comienzan a reírse, los dos se ven quien recoge el jabón, miras a tu amigo entre picarda con complicidad; decidiendo al final en recoger el jabón; te agachas y el ve el esplendor de tu trasero, tu amigo decide acariciar tus asentaderas, el agua caliente es como una lluvia dentro de la noche de placer.
Tu amigo al comenzar acariciar tu culo, empieza a darte besos, besa tu vagina, su lengua se pierde entre tu ano y tu vulva, se pone de pie, una de tus manos es dirigida por el para que sientas el pene erecto de tu amigo, el comienza a penetrarte suavemente, sus manos te toman tus caderas para empezar a darte el ritmo en como debes moverte.
Comienzas a gemir, te excitas, pides que sea más fuerte, el agua caliente comienza a recorrer sus cuerpos, gritas de placer, pides que el pene de tu amigo ahora penetre tu ano, el muy obediente lo hace, pero decide cambiar las cosas. Cierra el agua caliente de la ducha, para abrir la llave del agua fría y el chorro fuerte del agua fría te excita aún más, cuando sientes el agua recorrer tu espalda como además tu amigo te penetra.
El agua fría recorre el cuerpo de ambos, el placer los une, gritan, jadean, hasta que el comienza a dar signos que esta por terminar, le pides que por favor no pare, que no termine, le pides que por favor siga, pero el decide acabar y eyacular en tus asentaderas mientras cae el agua fría sobre tu culo.
Terminan de bañarse se miran a los ojos y se dan un beso apasionado.

The risk of the cancer was near identical for HIV-positive other men and women.